Publicada en

¡Menstruar no debe ser un dolor de cabeza, tampoco lo que usas!

Vengo leyendo algunos grupos de mujeres en redes sociales y en la última semana me he dado cuenta que cuando se habla de la famosa copa menstrual entran mil cuestionamientos sobre el tema de higiene, pero lo más impresionante es que veo lo desorientadas qué están las mujeres frente a las alternativas menstruales que existen en la actualidad, acá les dejo una valiosa información, ojalá puedan devorarla y compartirla con otras féminas, porque recuerda algo y que te quede claro ¡Menstruar no debe ser un dolor de cabeza, como tampoco los métodos que usas!

Si vamos a hablar de menstruación lo mejor sería plantear todas las alternativas para el sangrado, es claro que tenemos soluciones ecológicas como también métodos desechables, lo importante es que conozcas todos los existentes y escojas el mejor para ti, prepárate acá vamos en orden alfabético:

La primera alternativa y que a mi parecer es quién se lleva los aplausos es la copa menstrual, ella es quién hoy lidera la lista en materia de menstruación porque es una estrategia ecológica que se fabrica desde 1.930, pero actualmente se le conoce como el método más eficaz y seguro porque suprime el uso de desechables. Como está elaborada en silicona médica, o elastómetro médico, es un método seguro para llevar durante horas al interior de la vagina preservando el pH y mantiendo el sangrado en su estado natural ya que no entra en contacto con el oxígeno sino hasta que se retira.

La esponja marina es la segunda alternativa, además de ser antiquísima se obtiene de cultivos de mar y se ha utilizado como método de absorción del flujo menstrual durante miles de años. Luego de su proceso de desinfección se inserta en la vagina entre 4 a 6 horas y generalmente es un producto que puede durar hasta 6 meses. Se consigue directamente con terapeutas menstruales o en círculos de mujeres. Desde mi experiencia personal puede funcionar como solución ecológica porque no afecta los arrecifes, pero extraerla al interior de la vagina puede llegar a ser un poco incómodo.

Los protectores íntimos diarios desechables, son productos que llevan en el mercado alrededor de 60 años, tienen en su interior algodones industrializados con cloro, acetona, plásticos y fragancias que afectan el pH natural, generando un aumento gradual de las bacterias, por eso la presencia de olores, flujos o irritación en la piel es muy común tras su constante uso. Es un método desechable muy usado para contener flujos vaginales, el problema es que el cuerpo al notar los cambios del pH genera más fluidos de los normales para proteger la mucosa vaginal natural.

Sangrado libre: Es una forma antigua y revolucionaria que denota libertad, quienes practican el sangrado libre no usan ningún método de barrera para contener el fluido menstrual, de hecho aquellas que lo practican tienen un manejo y entrenamiento profundo de su útero porque pueden soltar las descargas del sangrado de forma voluntaria.

El tampón es un método elaborado con hilos de rayón y su función es absorber toda la humedad de la vagina, por lo tanto acaba con todos los fluidos naturales, los cuales son los agentes protectores de enfermedades íntimas. Debe cambiarse continuamente porque sus componentes químicos de fabricación entran en contacto directo con el torrente sanguíneo a través de las mucosas y ha sido el único método asociado al síndrome de shock tóxico por eso nunca debe usarse para dormir o llevarse más de 5 horas seguidas.

Las toallas higiénicas desechables que encontramos en los supermercados están hechas de acetona y celulosa (pulpa de papel reciclado que se coagula). Es un método altamente contaminante para el cuerpo y el medio ambiente porque convierte el sangrado en un desecho tóxico al entrar en contacto con los químicos y el oxígeno, el problema es que descompone la sangre  rápidamente y por eso produce olores, gracias al calor y la humedad del entorno. Es un método que generalmente tras varios días de uso, puede producir irritación en la piel debido a sus componentes, además su nivel de absorbencia es muy poco ya que retiene únicamente entre 7 y 12ml de fluido.

Y por último tenemos la toalla de tela reutilizable, elaboradas generalmente en algodón orgánico, o telas de algodón absorbentes, se les conoce por ser una alternativa reutilizables por 3 años o más, estas telas logran que la piel pueda respirar sin generar irritaciones, disminuyendo el cólico por la ausencia de químicos en la mucosa vaginal y haciendo que los olores desaparezcan.

Sea cual sea el método que decidas, recuerda siempre poner lo mejor en tu zona íntima y tomarte muy en serio los síntomas que presentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *