Publicada en

COPITA MENSTRUAL: REVOLUCIÓN FEMENINA

Hoy día mi propósito se centra en revolucionar la manera en que la gente se relaciona con la menstruación y desvanecer los paradigmas que con el paso de los años, lo único que han logrado es perpetuar la ignorancia entre las jovencitas y hacer que las mujeres se alejen cada vez más de ellas mismas, sus cuerpos y su menstruación.

Soy periodista de profesión y hace algún tiempo empezaron a nombrarme la gurú de la menstruación. La verdad es que diariamente investigo los fenómenos que la mujer atraviesa durante su ciclo menstrual, con el fin de ofrecer una propuesta integral y una respuesta clara sobre las molestias que atraviesa una mujer durante su periodo y además porque soy la manager de La Copita Menstrual, una empresa colombiana, dedicada a la producción y comercialización de la copa menstrual.

Es común que la gente se sorprenda con mi producto al tener su primer acercamiento, pero finalmente salen hechizados por sus beneficios, ya que en apariencia funciona ridículamente bien y los resultados han sido muy positivos entre las usuarias; además, es ése tipo de producto que te hace sentir más cómoda y segura si lo llevas puesto, es toda una revolución. Durante más de un año y medio me he dedicado a la atención personalizada y presencial en el desarrollo de prácticas amigables con el medio ambiente y asimismo he promovido el uso de productos novedosos para la salud vaginal, con el fin de generar un entorno saludable para nuestro cuerpo y una práctica responsable con el medio ambiente.

La Revolución de la Mujer Ágata

Si te cuento esto es para que comprendas que la copa menstrual es un producto diferente, pensado desde las necesidades de la mujer y creado para hacerte la vida más cómoda.  Llevo varios años usándola y la recomiendo al punto de compartir esta información con miles de mujeres allá afuera, en las calles, en las redes sociales, en grupos, eventos y colegios.  La he vendido a cientos de clientes a quienes he visto ganar salud, confianza, comodidad y en especial, han ahorrado dinero y han disminuido el impacto ambiental que generaban. Es momento de dejar atrás las incomodidades, las enfermedades causadas por el uso de productos desechables como toallas y tampones, para aprender a amar nuestro cuerpo con un dispositivo que ofrece protección duradera y salud íntima.

Asimismo, he venido a dejar un mensaje: Amar y respetar nuestro cuerpo, así como investigar y conocer más allá de nuestras narices, es también una obligación para no tragar entero.

Hoy, con La Copita Menstrual están invitados a conocer los factores positivos de este producto que vino a cambiarle el chip a millones de personas, con el que pretendemos acabar con los mitos y tabúes existentes en torno a la regla hasta que por fin se pueda reconocer la menstruación cómo un hecho natural del organismo femenino que no tiene porqué esconderse.

Además de reconocer la menstruación como tal, se hace vital reconocer el papel revolucionario que ha jugado la mujer en la sociedad, y la copa menstrual se convierte en una herramienta para empoderarla. Por un lado, y tal vez una de las razones más importantes para su uso, y por lo cuál trabajo arduamente, es reducir el impacto ambiental que genera el uso de productos femeninos desechables, la copa menstrual dura 10 años, una década en la cual tu huella ambiental disminuirá notablemente.

Aparte del factor ambiental, el factor económico también es notable, la inversión inicial que realizas dura 10 años, por lo cuál te podrás ahorrar alrededor de 300.000 pesos colombianos al año. Otro gran beneficio de la copa, una gran revolución para las mujeres que consumen los productos de mi marca es que su salud íntima mejorará.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *