Publicada en

¿SEMBRAR LA SANGRE? ADIÓS AL TABU

Alguna vez has escuchado el término “Sembrar la sangre”, si no te sientes identificada no te preocupes, es un ritual que practicaban nuestros ancestros hace cientos de años pero quedó relegado en la historia del linaje femenino.

Hace ya varios años que la sangre menstrual dejó de ser vista como un acontecimiento sagrado. Sin embargo, para muchas culturas indígenas de hace cientos de años, la sangre menstrual representaba una conexión directa con la pachamama. Mes a mes las mujeres se reunían en círculo de luna, buscaban un lugar que vibrara alto enérgicamente y ofrendaban su sangre; el hierro de la sangre nutría el lugar donde era sembrado, mientras que las mujeres se enraizaban, sanaban su linaje y su relación con la madre tierra.

Actualmente el llamado se vuelve a encender, muchas mujeres que han empezado a usar La Copita Menstrual buscan la manera de renovar su vínculo con el territorio que habitan. Así es pues que cada mes, en vez de tirar la sangre, optan por reciclarla y ofrecerla a la tierra, buscando un árbol en el campo o regando las plantas que tienen en su hogar.

Seguramente las usuarias de la copita menstrual pueden animarse con mayor facilidad a guardar su sangre en cuencos con agua limpia para facilitar el proceso de siembra. Mi consejo es que se animen, para que resignifiquen el concepto del periodo menstrual.

Ritual Sembrando la luna

Como la intención es compartir información de calidad con miles de mujeres, acá les dejo un ritual bonito y sencillo que pueden practicar en algún momento de sus vidas:

Lo primero que debes hacer antes de iniciar tu ritual es con mucha conciencia, cambiar cualquier sensación de asco, repulsión o suciedad, por tranquilidad, paz, armonía y amor a ti misma y lo que viene de ti.

Después debes recoger tu luna. Puedes hacerlo de varias formas, ya sea utilizando algodón como toalla, la copa luna, o toallitas ecológicas. Luego pones en un poco de agua tu compresa durante unos minutos hasta que la luna sea liberada. Después la escurres y viertes el contenido en un recipiente.

Crea tu altar de la luna: Este es tu espacio sagrado, que tu creas o recreas. Si vives en el campo puedes escoger un árbol, plantar un jardín de hierbas aromáticas, un jardín de medicinales o un jardín de flores. También puedes plantar un jardín mixto. Si lo deseas puedes adornar este espacio con símbolos significativos para ti y que representen la fuerza femenina. En caso de que vivas en un departamento puedes crear un pequeño jardín con plantas de tu preferencia.

Haz el ritual: Este es un ritual sencillo con el cual haces un llamado a tu intuición y sabiduría interna. Entonces tomas el recipiente donde depositaste tu luna y empiezas a hacer tu oración (Esta es una oración para hablar acerca de lo que quieres sanar y las bendiciones que recibirás, también es una oración de agradecimiento). Luego riegas tus plantas con tu luna.

En caso de que estés fuera de casa o de viaje, no dejes de sembrar tu luna, hazlo en cualquier planta, pero ¡hazlo!. O si lo prefieres guarda tus compresas en una bolsa plástica hasta llegar a tu casa.

NO VUELVAS A ECHAR TU LUNA A LA BASURA ahora sabes lo poderosa que es para ti, para la tierra y la vida.

(Texto tomado de: Portal Terraluz http://goo.gl/nSdVO1)

 

Un comentario en “¿SEMBRAR LA SANGRE? ADIÓS AL TABU

  1. wow!! qué hermoso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *