Su mecanismo de auto-limpieza es naturalmente increíble, aunque no lo creas la vagina se mantiene naturalmente limpia gracias a que produce sustancias protectoras para mantenerse a salvo de bacterias. Es más, las paredes interiores de la misma están conformadas por pliegues que se abren como un paraguas durante la relación sexual, de esta manera no se hace necesario usar duchas vaginales, porque éstas pueden desequilibrar su pH e irritarla más.

Un pene contiene 4 mil terminaciones nerviosas, pero en materia de placer la vagina lo supera con 8 mil. La vagina puede expandirse hasta en un 200% durante la excitación, aunque su tamaño promedio está entre 7 y 10 centímetros de profundidad. Para aquellos que piensan que con el tiempo la vagina se hace más grande con el sexo, están equivocados.

Es importante supervisar que el flujo vaginal sea claro y sin olor. Ya que lejos de ser sucio, es la sustancia que protege a las mujeres de infecciones, además de lubricar y limpiar naturalmente a la vagina.

Comúnmente se asocia la virginidad con la presencia del himen, pero la verdad es que esta membrana puede desintegrarse con el ejercicio físico o con prácticas como: montar a caballo y usar tampones.

Éste gran órgano femenino llamado vagina se puede ejercitar con los famosos ejercicios Kegel. Al entrenar estos músculos se aumenta el placer sexual, se intensifican los orgasmos, disminuye el dolor durante el parto y se controla la inconsistencia urinaria. ¡Qué estás esperando para tonificar!

Para las que prefieren las vaginas con vellos, recuerden mantenerlos adecuadamente, ya que ellos sirven para proteger la piel sensible de infecciones y erupciones, pero no se excedan en el largo. Por otro lado está comprobado que las mujeres que se sienten a gusto y cómoda con la apariencia de sus vaginas, son más seguras en el sexo y tienen mejores orgasmos. Así que ¡Ámate!

Busca en el mercado productos más naturales para llevar tu periodo, en el mercado hay copas menstruales que son excelentes para eliminar las molestas compresas desechables y suprimir los tampones.

Lleva una buena alimentación, toma bastante agua para mantener los tejidos húmedos e hidratados. Recuerda que los cítricos fortalecen las defensas y las verduras de hoja verde estimulan la circulación. Pruébalos!

Consumir frutos secos tiene cantidades significativas de zinc que ayuda a la regularización de los ciclos, además el mejor aliado para las mujeres propensas a infecciones es el yogurt natural, que preserva los niveles del PH de la vagina.

Sabiendo esto solo me queda decirte ¡Atrévete a conocerte!